¿Qué determina la seguridad de una ventana?

La seguridad es un elemento importante al momento de seleccionar la ventana ideal para tu hogar. Los vidrios laminados y templados brindan diferentes grados de seguridad y protección.

La ventana es un punto clave de comunicación del interior de la vivienda con el exterior y también puede ser uno de los más vulnerables, por ello es importante asegurarse que brinde la protección necesaria. Cuando hablamos de seguridad nos referimos a:


Protección hacia las personas

El riesgo de que una persona sufra cortes o daños por la rotura de un cristal de puertas o ventanas es un tema importante, por ello existe en Argentina la Ley N° 2448 de Vidrios Seguros, contemplado en el Código de Edificación, donde se establecen los lineamientos que deben tener los distintos tipos de acristalamientos ubicadas en zonas de riesgo.

El nivel de seguridad lo brindan los vidrios laminados y los templados. Los laminados están compuestos de dos o más vidrios pegados entre sí con una lámina de polivinil butiral. En caso de que se golpee una superficie, los vidrios no caen, quedan adheridos a la lámina.

Los cristales templados son tratados químicamente para proporcionar mayor resistencia mecánica a la rotura. Cuando se rompe, produce pequeños fragmentos cuadrados en lugar de los fragmentos largos y peligrosos del vidrio normal, que podrían generar cortes y heridas.

En cuanto a las carpinterías, sin duda el material que ha demostrado ser el más resistente y por lo tanto el más seguro para las ventanas es el aluminio. El tipo de accionamiento de las ventanas y los accesorios también deben tomarse en cuenta, por ejemplo en una ventana que abre hacia afuera, se debe aumentar los limitadores para evitar caídas de personas.


Seguridad en caso de robo

Las ventanas pueden dificultar los robos a través del vidrio, de la carpintería o de su cierre. El vidrio de seguridad laminado evita o retarda el traspaso a través de una ventana. En cuanto a la carpintería, el aluminio es sin dudas el material más resistente. En cuanto a los accesorios más adecuados, por ejemplo en el caso de una puerta corrediza de un balcón, es importante elegir un cierre con llave.




Seguridad en caso de incendio

En caso de incendio los riesgos que se pueden presentar son la Intoxicación en el caso de que los materiales que se incendien sean tóxicos en su composición. En este sentido el aluminio no emite ningún gas tóxico, mientras que si lo hace el PVC.

En el caso del riesgo de que las vías de escape queden obstruidas porque las puertas o ventanas queden inutilizadas, el aluminio también es superior en este tema, ya que tiene la temperatura de fusión más alta entre los materiales que se utilizan para fabricar ventanas, y no se deforma.

Además del vidrio de seguridad y el sistema de carpintería, se debe tomar en cuenta que el herraje proporcione la seguridad adecuada y que la ventana sea colocada correctamente.