El aluminio, un metal sustentable

Es un hecho que con el continuo aumento de la población mundial, y con ello el aumento en el consumo en general, se necesitan más recursos. Por esta razón existe un interés apremiante en lograr que los residuos se conviertan en recursos, así es como la reutilización y el reciclaje adquieren gran importancia.

 El aluminio, un material noble

El aluminio es el tercer elemento más abundante encontrado en la corteza terrestre. En el ámbito de la construcción y dado su excelente dureza con bajo peso y durabilidad, el aluminio es utilizado en estructuras de ventanas y puertas y en otras estructuras como cubiertas para grandes superficies como estadios.

La reciclabilidad es una característica sumamente importante y distintiva del aluminio, que lo convierte en un metal verde. Este metal es 100% reciclable y se puede transformar ilimitadamente en infinidad de productos para un sinfín de usos.  ¿Por qué es esto importante? Porque si hablamos del sector de la construcción, se puede asegurar que su vida útil es ilimitada. 

Tras décadas de uso sin sufrir envejecimiento, casi todo el aluminio utilizado en un edificio podrá ser reciclado para emplearse en nuevas aplicaciones, manteniendo intactas su calidad y propiedades.


En su reporte La industria del aluminio en Argentina, Eduardo Misirlian y Víctor Pérez Barcia, de la Escuela de Economía y Negocios de la Universidad Nacional de San Martín, enumeran los beneficios del reciclaje del aluminio:

 1. Alto rendimiento energético: Solo requiere el 5% de la energía utilizada en su producción primaria y que, a su vez, es inferior a la requerida en el reciclaje de otros materiales como el acero o el vidrio. Los costos del aluminio reciclado, debido a un menor consumo de energía, disminuyen hasta un 35% del total.

 2. Utilización infinita: El mismo aluminio puede ser refundido repetidas veces sin perder sus propiedades físicoquímicas y es fácilmente separable de otros materiales. En contraparte, el acero, por ejemplo, si presenta dificultades en el reciclado cuando se encuentra unido a ciertos metales como el estaño. Otros materiales no presentan las mismas propiedades tras su reciclaje.

 3. Productos iguales: Un producto refundido puede ser utilizado para generar nuevamente el mismo producto.

 4. Reciclaje ecológicamente controlado: Debido a que los residuos generados en este proceso, si son adecuadamente tratados, no perjudican el medio ambiente.

 5. Preservación de reservas naturales:  El reciclado de una tonelada de aluminio permite reducir las cantidades de bauxita utilizada en 5 toneladas.

Te recomendamos leer también:
¿Conocés las ventajas que te ofrecen las ventanas de aluminio?

Mitos y realidades de las ventanas de aluminio vs PVC

 Fuentes:

Misirlian Eduardo, Pérez Barcia Víctor, La industria del aluminio en Argentina, Escuela de Economía y Negocios, Universidad Nacional de San Martín http://www.unsam.edu.ar/escuelas/economia/economia_regional/La_industria_del_aluminio_Argentina.pdf

Asociación Española del Aluminio y Tratamientos de Superficie, “El aluminio es un material permanente con infinitas posibilidades de reciclaje” https://www.asoc-aluminio.es/noticias/el-aluminio-es-un-material-permanente-con-infinitas-posibilidades-de-reciclaje