Cinco errores que restan iluminación natural a tu casa

Si deseas iluminar tu hogar con la luz natural que entra por tus ventanas, evitá estos errores típicos: 

Las ventanas permiten bañar de luz nuestra casa y con ello lograr espacios acogedores y románticos, o adecuados para trabajar. Sin embargo, el exceso de iluminación también puede ser incómodo. Lo ideal es generar espacios en los que existan contrastes de luz, lo cual permitirá generar diferentes atmósferas.
Los especialistas consideran que la iluminación debe planificarse antes de comenzar cualquier obra o reforma ysiempre que sea posible, reservar todo el protagonismo que se pueda a la luz natural.
A veces el tipo de decoración que utilizamos como las cortinas o el color de las paredes, roban ese protagonismo a la iluminación natural. Descubrí cinco aspectos a evitar para sacarle el mejor provecho a la luz de tus ventanas:

1. Colores oscuros en las paredes: como el café, azul marino, rojo, tostado, etc. porque absorben la luz. Por el contrario, los blancos o pasteles la refractan.

2. Mala ubicación y tamaño de las ventanas: es importante hacer una buena elección acerca de cuál es el mejor lugar y tamaño para ubicar las ventanas y así lograr la mejor entrada de luz natural.



3. Perfiles anchos en las ventanas: preferí los de aluminio que pueden ser mucho más delgados que los de PVC u otros materiales más robustos por lo que no restarán iluminación. Además, permiten jugar con cualquier tonalidad o textura.



4.  Inadecuado control solar: evita el uso de black out pesados en colores oscuros. También debemos tomar en cuenta dos mecanismos para el control solar y térmico, el que va fuera de la casa y el interno:

  • Externo: se refiere a todo lo que ayudará desde afuera de la ventana como cortinas enrolladas con perfiles de aluminio, celosías o parasoles del mismo material. Es ideal priorizar el control externo para mantener la entrada lumínica.
  • Interno: cortinas, persianas o black out. Considerá el material y los colores, evitando que la decoración interfiera negativamente con la entrada de luz.
  • Divisiones de concreto: si necesitas dividir un ambiente, podés hacerlo con vidrio traslúcido, que permitirá mantener privacidad e iluminación a la vez.

5.  Muebles oscuros y altos: el color oscuro absorbe la luz y el tamaño impedirá que se distribuya de forma adecuada. Por el contrario, los muebles claros rebotan la luz y, si son de poca altura, dejarán que la iluminación llegue mejor a todo el ambiente. Tampoco es recomendable ubicar muebles en torno a las ventanas.  

Ahora sí, ¡a disfrutar de espacios luminosos! Además de ganar luz, vas a ahorrar energía y tendrás espacios únicos en cada rincón de tu hogar.