Cuatro claves para una casa sustentable

Si te interesa tener una casa sustentable, es necesario considerar cuatro elementos indispensables para lograrlo.

El cuidado del medio ambiente nos obliga a pensar en formas amigables para construir nuestro hogar. “Una casa sustentable logra el mayor ahorro energético y emite la menor cantidad de gases de efecto invernadero a la atmósfera” –explica la arquitecta Andrea Santoro, asesora técnica de CAIAMA y destaca: “El tema clave es la envolvente arquitectónica, o sea el techo, las paredes, las aberturas y el piso”. La especialista aclara que, para idear una construcción sustentable, es necesario:

1.  Considerar el consumo energético de la vivienda
De acuerdo a diversos estudios, en Argentina, la energía en una vivienda se consume en un 25 % para los electrodomésticos y otro 25% para el calentamiento del agua. El restante 50% del consumo energético de una vivienda es para su climatización, o sea para calefacción o refrigeración. En este sentido es clave aislar con materiales sustentables la envolvente arquitectónica, evitando así las pérdidas o ganancias innecesarias de temperatura por muros, ventanas y techos.

2. Las ventanas son la clave
Entre un 25 y un 30% del calor o frío se pierde a través de las ventanas, ya sea porque no se ha elegido el material adecuado que otorgue un correcto nivel de aislación y hermeticidad, porque no están bien confeccionadas o porque fueron mal colocadas. Estas deficiencias impactan directamente en el incremento del consumo de luz y gas. Por otro lado, contar con ventanas de confeccionadas con perfiles de aluminio con RPT- Ruptura de puente térmico- es un plus a la hora de hablar de aislación térmica. El doble vidrio hermético (DVH) también es un elemento que mejora la performance térmica de la ventana. 

  

3. El aluminio como material
La visión sustentable implica analizar no solo la prestación que brinda cada elemento de construcción sino también sus materiales. El aluminio, por ejemplo, es un material 100% reciclable. Las aberturas de aluminio de alta calidad logran además una excelente hermeticidad, alta resistencia a la carga de viento, aislación termo acústica y durabilidad, requiriendo casi nulo mantenimiento.

 

4. Buscar el equilibrio
Para que una casa se considere sustentable es necesario que exista un equilibrio entre la energía que generan las ventanas, el piso, el techo y las paredes, a esto se le conoce como el coeficiente térmico, es decir el flujo de calor que pasa a través de dichas superficies. “No podemos hablar de una casa sustentable si solo uno de sus elementos, por ejemplo las paredes, posee los materiales adecuados y el resto de los componentes carece de ellos.”
En una casa convencional también se pueden incorporar algunas adaptaciones para mejorar su sustentabilidad, por ejemplo, agregar paneles solares para el calentamiento de agua o renovar las ventanas con marcos de aluminio de alta calidad. Obtendrás ahorros importantes en el consumo energético a la vez que contribuirás en lograr un menor impacto ambiental.