Ventanas ideales para casas de playa

Una casa cerca de la playa representa una excelente oportunidad para disfrutar del buen clima, bañarse en el mar en cualquier momento, tener un lugar propio de descanso y gozar de tranquilidad.

Disfrutar de las grandes vistas y aprovechar al máximo la luz natural en estas viviendas es posible gracias a la orientación en que están ubicadas y también por el tipo de ventanas que se eligen. En cuanto a las ventanas, las mejores opciones son:

Grandes ventanales
Potenciar las vistas es uno de los principales objetivos que se busca en las viviendas cercanas al mar y esto se logra con grandes ventanales. Generalmente el living es el espacio en donde podés aprovechar más este tipo de aberturas.

En espacios más pequeños como los dormitorios, pueden priorizarse ventanas amplias o paños fijos para disfrutar de las vistas.


Aberturas exteriores e interiores con perfiles delgados

Lo ideal en viviendas con vistas al mar, es integrar la arquitectura con el entorno, fundiéndose en el mismo, eliminando el mayor número posible de barreras visuales. Por ello, es mejor la inclusión del vidrio como material esencial de la arquitectura de interiores. Incluyendo grandes paños de vidrio con marcos esbeltos en el diseño interior, las estancias se verán amplias e interconectadas.
Las ventanas de aluminio son perfectas para lograr este propósito ya que los perfiles son muy delgados y resistentes, comparado con otros materiales.


Ventanas con buen aislamiento

Para lograr que la vida de los habitantes de este tipo de viviendas sea más placentera, se deben tomar en cuenta aspectos técnicos o de la climatología, como la humedad, el viento o la luz solar extrema que repercuten en la vivienda. En cuanto a las puertas y las ventanas, es de crucial importancia que garanticen la eficiencia energética y el aislamiento.

En Argentina, las ventanas corredizas son las más utilizadas y cuentan con un sistema de felpas que logra un gran nivel de hermeticidad. Dentro de las corredizas, las alzantes son una gran opción en este caso ya que la hoja se levanta cuando se acciona la falleba, consiguiendo un deslizamiento más suave. Es muy recomendable para grandes ventanas, que pueden resultar más pesadas. En lugar de contar con felpas como las corredizas comunes, poseen burletes, logrando así los beneficios de una ventana corrediza, pero sumando mayor nivel de hermeticidad comparable al que aporta la tipología batiente.

La ventana tipo guillotina es una excelente opción también, al ser una ventana que cuando se cierra se sella completamente y logra la mayor hermeticidad.

En cuanto a los materiales de los perfiles, las ventanas de aluminio son las más eficientes en cuanto a su nivel de aislación y hermeticidad, evitando así las pérdidas o ganancias energéticas a través de ellas, lo que te permitirá bajar costos para refrigerar o calefaccionar los ambientes. Además, los perfiles de aluminio con RPT (Ruptura de Puente Térmico) son un plus que reduce significativamente la transmitancia térmica a través del perfil.

Las aberturas de aluminio brindan además un excelente nivel de aislación contra el aire, agua, polvo y ruidos evitando filtraciones que afectan el confort de los ocupantes de la vivienda.