Ventanas de aluminio, aliadas del diseño

 

A la hora de pensar una casa con buen diseño, el aluminio es el aliado ideal por la infinidad de recursos que permite en las ventanas. Por su resistencia estructural, el aluminio es óptimo para hacer grandes paños de ventanales, manteniendo marcos esbeltos que logran una fluida relación con el paisaje exterior y mayor ingreso de luz natural a la vivienda.


Otra virtud de las aberturas de aluminio es la posibilidad de pintarlo de infinitos colores y de darle terminaciones microtexturadas que brindan una gama inagotable de combinaciones, desde efectos rústicos hasta minimalistas o tecnológicos. Asimismo, un recurso muy elegido son los anodizados, es decir, colores metalizados con amplias gamas de oro, bronce y negro.

A su vez, se puede diseñar ventanas con doble vista, es decir, diferentes terminaciones en los marcos exteriores e interiores de la casa. Esta ventaja única que solo brindan las aberturas con Ruptura de Puente Térmico -RPT-, le da a los diseñadores la libertad de elegir colores distintos en la fachada y en la decoración interna del hogar.


Además de la enorme versatilidad en diseño, las aberturas de aluminio son las más durables, no requieren mantenimiento, son ignífugas y proporcionan gran ahorro energético gracias a su aislamiento térmico y hermeticidad.